Economía siguió recuperándose y registró fuerte expansión de 18,1% el segundo trimestre

De acuerdo a los datos dados a conocer este miércoles por el Banco Central el Producto Interno Bruto (PIB) registró una expansión de 18,1% en el segundo trimestrre frente a igual lapso del 2020.

La cifra superó las expectativas del mercado que había estimado un incremento de 17,4% y es mucho mayor al crecimiento de 0,5% anotado en los primeros tres meses del año, el que fue revisado al alza desde el 0,3% informado previamente.

Además es la más alta desde que se tienen registros comparables en el Banco Central, los cuales están disponibles a partir de 1987.

El aumento reflejó principalmente la baja base de comparación del periodo abril – junio de 2020, en el que se registró el mayor impacto asociado a la emergencia sanitaria, señaló el instituto emisor.

“Adicionalmente, incidieron las medidas económicas de apoyo a los hogares y empresas, los retiros parciales de los fondos previsionales y una mayor adaptación de la economía a las restricciones sanitaria”, añadió.

Lo anterior, también se observó en el crecimiento trimestral del PIB, registrándose una variación de 1,0% respecto al primer cuarto del año, acorde a cifras con ajuste estacional.

El trimestre presentó un efecto calendario nulo, al registrar el mismo número de días hábiles que el segundo cuarto del año anterior.

Desde la perspectiva del origen, se observó un aumento generalizado de las actividades económicas, destacando las contribuciones de los servicios personales —en particular de educación y salud—, del comercio y, en menor medida, de la industria manufacturera.

En tanto, el crecimiento en el resultado con ajuste estacional fue explicado por la actividad comercial y la minería.

Con el resultado del primer trimestre se acumuló un aumento de 8,8% en los primeros seis meses del año.

Consumo

Desde la perspectiva del gasto, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre fue liderado por una mayor demanda interna.

En tanto, las exportaciones netas incidieron negativamente en el resultado anterior, producto de mayores importaciones y menores exportaciones.

El mayor gasto interno se explicó, principalmente, por el consumo de los hogares, impulsado por las medidas de apoyo económico y el retiro parcial de los fondos previsionales.

En tanto, el crecimiento de la formación bruta de capital fijo (FBCF) se sustentó en una mayor inversión en maquinaria y equipos y en existencias; estas últimas alcanzaron un ratio acumulado en doce meses de 0,2% del PIB, a precios del año anterior.

Respecto del comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones se redujeron 3,0%, mientras que las importaciones aumentaron 39,6%.

En las primeras, el resultado se explicó principalmente por los menores envíos de bienes manufacturados. En tanto, dentro de las importaciones destacaron las internaciones de automóviles, productos tecnológicos, enseres domésticos y maquinaria industrial.

Fuente: La Tercera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *