Chile mejora sus expectativas económicas impulsado por las vacunaciones

En abril o mayo de 2020 nos uníamos desde esta tribuna a las voces que catalogaban el coronavirus como una catástrofe natural cernida sobre la salud humana y agregábamos que, tan pronto apareciera una vacuna, la crisis sobrevenida iría en retirada, el empleo volvería y la actividad económica resurgiría.

En efecto, la llegada de millones de dosis está insuflando nuevos bríos a la economía mundial, lo que ya genera subidas en los intercambios comerciales y en las cifras macroeconómicas de los países. Así lo corrobora el reciente Barómetro de riesgo país y sectorial elaborado por Coface, una compañía global de seguros de crédito, gestión de riesgos y economía.

Entre las hipótesis que maneja el trabajo citamos: «Suponiendo que las principales economías maduras consigan vacunar al menos al 60% de su población (el umbral aproximado que teóricamente logra la inmunidad colectiva) de aquí al verano de 2021, la recuperación sería entonces fuerte, con un crecimiento mundial que alcanzaría el +4,3% de media en 2021». En 2020 el PIB global se contrajo un -3,8%. En el caso del comercio mundial, el Barómetro estima una subida de 6,7% en volumen en 2021, dejando atrás el -5,2% obtenido en 2020.

El informe añade que «la mayor parte de este crecimiento será atribuible a la economía china». En el caso de Chile esto se está dando a cabalidad. Así, según el Servicio Nacional de Aduanas de Chile, las exportaciones a China repuntaron 29,3% en enero de 2021, con ventas por algo más de 3.700 millones de dólares y una participación del 47,1%. En tanto, las importaciones desde esa nación subieron un 18,1% al compararlas con el mismo período del año pasado, con compras por 1.585 millones. Por ahora son el principal origen de bienes provenientes del exterior, con una participación del 30%.

Refiriéndose a los países emergente -Chile lo es-, el Barómetro apunta que «se espera que el crecimiento sea mayor en las economías emergentes (5,4% tras un descenso del 2,3%) que en las avanzadas (3,4% tras -5,1%)». La clasificadora de riesgo Moody’s mejoró las proyecciones de crecimiento de Chile para 2021 de 4,5% a 5,8%, mejora vinculada con una fuerte demanda de cobre y una «rápida» vacunación. A su vez el JP Morgan lo eleva a un 6,1%. El Banco Central de Chile, ente autónomo del Estado chileno, cifra la expansión en el 6% para 2021 y 3,4% en 2022. Hay otras entidades que lo llevan al 6,5%.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *